Envasado al vacío casero


Ponemos los tarros de cristal junto con las tapas en una cazuela con agua, dejamos hervir el agua durante 5 minutos, aun calientes, los rellenamos de la mermelada o el preparado a envasar aun caliente (cuidado con las quemaduras, es preferible utilizar paños para tocar los recipientes calientes).

Una vez lo hemos rellenado, lo cerramos con fuerza y lo dejamos enfriar boca abajo y una vez que ya esté frío procedemos a etiquetar y guardar.

Paloma García Díaz

No hay comentarios:

Publicar un comentario